Cargando contenido

Estas organizaciones, que habrían operado al occidente de la región, estarían retomando la zona rural de Quinchía.

Cerro Batero Quinchia
Cerro Batero Quinchia
Fabio Castaño

La Defensoría del Pueblo emitió una nueva alerta temprana, la No.012, que involucra a los sectores rurales de Irra, Santa Helena, Batero y Naranjal del Municipio de Quinchía, por las amenazas de grupos armados organizados en zonas donde habitan comunidades indígenas.

La secretaria de Gobierno de Risaralda, Catherine Arcieri, señaló que la alerta fue acogida de manera inmediata por el gobierno municipal y departamental, dándole tránsito a todas las instituciones del Estado en esta parte del país, que están involucradas en los procesos de seguridad en la región.

Le puede interesarCerca de 12 mil venezolanos viven en Risaralda, revela informe

La Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana que involucra los sectores de Irra, Santa Helena, Batero y Naranjal del Municipio de Quinchía, donde habitan comunidades indígenas. Por ese motivo convocaremos a un consejo de seguridad y orden público donde podamos establecer estrategias para identificar realmente lo que está sucediendo”, indicó Arcieri.

Para el próximo viernes se tiene prevista una reunión, en el municipio de Quinchía, para tratar los detalles de esta alerta temprana, a la cual están convocados todo los organismos administrativos, militares, policiales y el Ministerio Público, en busca de dar respuestas a las comunidades involucradas.

Por su parte, el Comando de la Policía de Risaralda anunció la constitución de un grupo especializado para atender las alertas tempranas que fueron divulgadas por la Defensoría del Pueblo, con lo cual se busca identificar qué grupos guerrilleros o paramilitares se estarían rearmando en Quinchía.

También puede leerConsejo de Estado pide tomar medidas para evitar resurgimiento de los "falsos positivos"

El coronel José Daniel Gualdrón, comandante de la Policía en Risaralda, dijo que “desde la institución se emprenderán acciones de inteligencia, junto con el modelo nacional de vigilancia comunitaria por cuadrantes, para corroborar las versiones de las alertas tempranas anunciadas por la Defensoría del Pueblo, en la zona rural del Municipio de Quinchía”, indicó el alto mando policial en Risaralda.

Según indicó el Coronel, la situación de orden público es, por ahora, de total normalidad, por lo que se iniciarán labores de campo para tratar de esclarecer el hecho. Así mismo, se pedirá apoyo a la Gobernación de Risaralda para adelantar un trabajo interinstitucional en la zona.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido