Foto: La FM

La Defensoría Nacional del Pueblo hizo un fuerte llamado de atención al ministerio del Interior y a las Gobernaciones de Risaralda y Chocó, por la grave crisis humanitaria que se está presentando en límites entre estos dos departamentos con el desplazamiento masivo de comunidades indígenas. De acuerdo con una misiva envíada por el Ministerio Público a la Dirección de Gobernabilidad Territorial del Ministerior del Interior, la entidad cuestiona a las entidades gubernamentales nacional, departamentales y muunicipales, ya que pese a la advertencia realizada por el Sistema de Alertas Tempranas a través del Informe de Riesgo 026 de Julio 16 del presente año, efectivamente se está presentando un desplazamiento masivo de comunidades indígenas, tal y como lo había pronosticado la Defensoría. El Defensor del Pueblo en Risaralda, Fredy Plaza Mañozca, señaló que dicha advertencia de situación de amenaza y desplazamiento estaba cantada, y que como no se actúo oportunamente, ahí se están evidenciando las consecuencias. Mañozca fue enfático en indicar que la Defensoría tenía toda la información correspondiente, pero no fue tenida en cuenta por parte de las administraciones y autoridades regionales para su verificación, pese a lo oportuno del informe y pese a que el Comité Intersectorial había dado unas órdenes precisas sobre la alerta generada. Argumenta la Defensoría Nacional del Pueblo que el desplazamiento forzado y las amenazas son producto de la dinámica de expansión del frente de guerra occidental Manuel Hernándes "El Boche" que ejerce influencia sobre esta frontera entre Risaralda y Chocó y la posible confrontación con el grupo armado ilegal posdesmovilización de la Autodefensas Unidad de Colombia, reconocido en la zona como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, estos dos grupos ilegales se disputan el control sobre este eje del territorio nacional, otrora dominado por las Farc - EP.