Las cuentas de la Contraloría Municipal de Pereira fueron embargadas, situación que según el titular del órgano de control, causaría que al final de mes el ente de control no tendría como pagar la nómina de servidores. Alberto Arias Dávila, Contralor de Pereira, dijo que todo se debe a una determinación del Juzgado Cuarto Administrativo que dio la razón a una ex servidora de la Contraloría, quien reclamó y demandó por una suma cercana a los 180 millones de pesos. "Es un embargo que se encontraba en el juzgado Cuarto Administrativo de una demanda laboral contra la Contraloría, se trata de un retiro irregular según los jueces  por lo tanto hay que pagarle una importante suma de dinero, la cual ya se le había pagado pero según información se le adeuda unos intereses, lo que suma alrededor de 11 millones de pesos de una total de la demanda de 180 millones de pesos", dijo el Contralor de Pereira. Afirmó el Contralor que esto traerá efectivos negativos para la el órgano de control y los procesos que allí se llevan a cabo, esto debido a la poca disponibilidad presupuestal que ahora con el embargo de las cuentas pasa a ser nulo. "El 94% del presupuesto de este órgano de control corresponde a la nómina, el restante es destinado para el funcionamiento , por tal razón de continuar con el embargo estas cuentas, no vamos  a tener cómo pagar la nómina a fin de mes", precisó  Arias Dávila.