Cargando contenido

Los hechos ocurrieron en Caldas y fueron denunciados ante la Contraloría y la Procuraduría.

El objetivo del gobierno nacional es adquirir por lo menos 7.500 unidades de ventiladores
Tomada de Internet

Ante los organismos de control fueron interpuestas nuevas denuncias de parte de algunos sectores que advierten que se han presentado irregularidades en la compra de algunos ventiladores para atender el coronavirus en ciertas regiones del país

La más reciente denuncia se presentó contra la administración del departamento de Caldas, en la que se advierte que supuestamente se adquirieron respiradores usados, a precio de nuevos. 

La acción fue instaurada por la Corporación Cívica de Caldas, que consideró que “la Dirección Territorial de Salud pretendía comprarlos a una empresa con experiencia en insumos agrícolas, es decir que no tenían experiencia en la importación o venta de estos equipos que son sofisticados y especializados”. 

Según Camilo Vallejo, gerente de esa corporación, la compra de seis ventiladores SAS Purita Bennett, se hizo a la empresa AgroBest SAS. 

La denuncia advierte que la adquisición de los aparatos se hizo el pasado 19 de mayo por un valor total de 528 millones de pesos (cada uno costó 88 millones). Sin embargo, 15 días después la territorial de Salud informó que tuvo que devolver los ventiladores porque no cumplían con los criterios técnicos. 

Ante esto, Vallejo solicitó a la Contraloría y a la Procuraduría determinar si en todo este proceso se incurrió en un detrimento patrimonial. 

Estos hechos también fueron cuestionados por el diputado de Caldas, Hernán Sierra, quien respalda esta denuncia interpuesta ante los órganos de control. 

“Ponemos en conocimiento de los entes de control unas irregularidades que se vienen presentando con la contratación en la Territorial de Caldas, con tres de ventiladores que fueron devueltos y que fueron contratados con una empresa de insumos agrícolas”, sostuvo Sierra, quien además advirtió que también hay denuncias sobre presuntas anomalías en la adquisición de tapabocas.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido