Cargando contenido

La vía nacional se encuentra taponada y las autoridades no tienen fecha de remoción.

Derrumbe en variante de Pereira
Alcaldía de Pereira

El nuevo deslizamiento de tierra registrado este viernes, al occidente de la capital de Risaralda, en la variante La Romelia - El Pollo, dejó un total de 32 viviendas colapsadas, 10 correspondientes al barrio Matecaña y 22 al conjunto residencial Portal de la Villa.

La caída de tierra también deja complicaciones en materia de movilidad en Pereira.

Según informó el Invías, fueron alrededor de 30.000 metros cúbicos de escombros, los que cayeron sobre la vía nacional que comunica al occidente con el centro y norte del país, la cual podría estar cerrada por tiempo indefinido.

En esta ocasión, el nuevo deslizamiento de tierra del cerro donde se encuentran localizadas las 236 casas que integran el conjunto residencial Portal de La Villa, por fortuna no dejó víctimas porque las personas que vivián allí, habían sido desalojadas desde hace un año cuando la montaña se fracturó por primera vez.

Lea también: Minsalud confirmó quiénes serían los primeros vacunados contra el coronavirus en Colombia

Al entregar el balance de la emergencia, el alcalde de Pereira, Carlos Maya, cuestionó la demora de los recursos prometidos hace más de un año por el presidente de la República, con los cuales se habría podido conjurar la nueva tragedia.

“Fueron 32 viviendas las que colapsaron, no obstante, esta dificultad se hubiera podido prevenir si hubiéramos construido un muro de contención con los recursos prometidos por el Gobierno Nacional y que, lamentablemente, a la fecha no han llegado”, dijo Maya.

De acuerdo con el alcalde el retraso se debe a la larga tramitología para hacer el desembolso de los 10.000 millones de pesos con los que se comprometió un año atrás el principal mandatario de los colombianos para darle solución a este riesgoso sector.

Le puede interesar: Una rara y gigantesca cucaracha fue descubierta en el fondo del mar

Desde la Dirección de Gestión del Riesgo resaltaron que gracias al constante monitoreo que se está realizando del talud hace más de un año, se logró adelantar el desastre. Cuatro sensores emitieron seis alertas naranjas, en tan solo quince minutos.

Con base en ese registro, las autoridades competentes cerraron de forma preventiva la arteria sobre la cual se desplazó el gran movimiento de tierra a la 1:12 de la madrugada de este viernes.

Por lo pronto, se han desviado los vehículos hacia la avenida 30 de agosto y la avenida de las Américas o avenida Sur de Pereira, entretanto se establece un plan de contingencia que ayude a controlar el tráfico vial que ya comienza a congestionar diferentes zonas de la ciudad.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido