Cargando contenido

La contingencia se registra hacia el departamento del Tolima sobre el kilómetro 39.

Operadores ya trabajan en el sitio
Foto Policía de Carreteras

Durante la madrugada de este viernes se presentó un nuevo deslizamiento de tierra en la vía que comunica a los departamentos del Quindío y Tolima, justo en el sector donde se encuentra el peaje del municipio de Cajamarca.

Un alud de tierra generó que se cerrara el paso vehicular. Según el comandante encargado de la Policía de Tránsito y Transporte del Quindío, el intendente jefe, Jhon Edward Agudelo, ya está en el sitio personal del Instituto Nacional de Vías (INVÍAS), trabajando en los proceso de remoción del lodo y piedra que está obstaculizando la carretera.

Según el reporte preliminar de las autoridades no hay personas lesionadas pero si se advierte de un tractocamión afectado por el derrumbe. Sin embargo, los organismos de socorro permanecen atentos ante cualquier emergencia que se pueda presentar sobre este eje vial que une al centro con el sur occidente del país.

Debido a este nuevo cierre, hacia el departamento del Quindío ya se presenta un represamiento importante de carros de carga, vehículos particulares, motocicletas y automotores de transporte público, por lo que unidades de Policía se encuentran en el sector de Versalles, Calarcá, informando a los conductores sobre la contingencia y las rutas alternas para cada destino.

Se espera que en el transcurso de la mañana de este viernes se pueda superar la dificultad vial.

Cabe recordar que durante el último mes se han presentado varios derrumbes producto de las fuertes lluvias, lo que ha agudizado la saturación de los suelos y las características de la carretera.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido