La Fiscalía de  Manizales logró la captura y judicialización de 12 personas que harían parte de una banda delincuencial denominada "Los Cambalache" con injerencia en la zona de la Galería, quienes se dedicaban a la venta de drogas psiquiátricas. La banda delincuencial era liderada por Jesús Ariel Ramírez Vásquez, conocido con el alias de "Jabón", quien con un almacén en el sector de la galería simulaba vender celulares, pero en el allanamiento adelantado por la Fiscalía, encontraron medicamentos con prescripción médica. Se trataba de gotas conocidas como cocuan con componente de clonazepam,un fármaco perteneciente al grupo de las benzodiazepinas, que actúa sobre el sistema nervioso central, con propiedades ansiolíticas, anticonvulsionantes, sedantes y estabilizadoras del estado de ánimo. De igual manera pastillas conocidas como rivotril, que igualmente contienen clonazepam como ingrediente activo; ambos pueden ser adictivos y producen alta tolerancia. Fue así como los investigadores del CTI descubrieron que el grupo no sólo comercializaba estupefacientes sino también estos medicamentos a personas de estratos altos de la ciudad, que sólo personas de ese nivel podrían pagar teniendo en cuenta su elevado costo. De igual manera se conoció, que hay quienes consumen a la par marihuana, cocaína como el clonazepam, provocando un efecto mayor,  al hacer que aumente la sensación de placer y sensibilidad frente a su entorno, convirtiéndolo en una mayor adicción. Así mismo, las autoridades pudieron establecer que Juan Carlos Giraldo Henao, alias "Juancito" farmaceuta de profesión, era quién proveía de los medicamentos al grupo delincuencial. La Fiscalía le imputó los delitos de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes agravado por el uso de las benzodiacepinas, en concurso con concierto para delinquir. En lo que respecta a los presuntos líderes de la banda delincuencial, se les imputó incluso uso de menores para la comisión de delitos en calidad de autores a título de dolo, ya que niños eran los encargados de transportar la droga desde las residencias en donde guardaban la marihuana y la cocaína, hasta los puntos de venta en Cambalache, la cual era camuflada bajo plásticos con la mercancía que supuestamente allí vendían. Los imputados fueron Andrés Felipe Padilla Correa conocido con el alias de Trusky; Cristian Camilo Rendón Aristizábal, alias Bugs Buny, y Jairo Leandro García Loaiza.