Cargando contenido



El Ministerio de Trabajo Territorial Risaralda aseguró que ya recepcionó la denuncia de los más de 100 empleados de la empresa Tigo- UNE que fueron despedidos de manera inesperada, sin embargo, será un juez de la República el que determine si fue con justa causa o no el despido masivo.

Carlos Betancurt, Director Territorial del Ministerio de Trabajo, aseguró que ya la entidad inició la investigación administrativa por este despido masivo, del que fueron objeto 113 empleados de la empresa de telefonía, precisando que al Ministerio le compete analizar el caso y generar la sanción administrativa a la que haya lugar.



Frente a este mismo caso se pronunció la Personera de Pereira, Sandra Lorena Cárdenas, quien advirtió que se investigan las presuntas violaciones de derechos de los trabajadores, ya que entre las personas despedidas figuran madres en estado de gestación y trabajadores a punto de pensionarse.

Al respecto, Tigo Une respondió que el contrato de los trabajadores fue finalizado porque ya no se requerían los servicios, además, quien hizo el proceso de contratación fue Emtelco, una empresa que maneja servicio al cliente y call center.

"Obedeciendo a las dinámicas de mercado nos vimos obligados a dar por finalizada nuestra actividad de Contact Center en esta ciudad. Por tanto, los contratos de los trabajadores cuya duración es por obra o labor, terminan su vigencia. En la compañía creemos en la importancia del capital humano que construimos en los territorios donde operamos; por ello, para soportar nuestras iniciativas de crecimiento futuro priorizaremos la contratación de las personas que se desempeñaron satisfactoriamente en la compañía", fueron las declaraciones de la multinacional de telecomunicaciones aclarando el hecho.