El alcalde de la capital de Caldas le agradeció al Concejo Municipal el apoyo brindado para paliar hasta el momento, los efectos de las lluvias y la atención a los damnificados El alcalde de Manizales, Octavio Cardona León, aprovechó este jueves su intervención en el acto de clausura del cuarto período extraordinario de sesiones del Concejo Municipal, para anunciar que despúes de 5 meses aún no llegan a Manizales los recursos prometidos por el gobierno nacional, por concepto de regalías, para atender la emergencia provocada por las lluvias atípicas del pasado 19 de abril y que dejaron un infortunado número de víctimas fatales, daños materiales y familias damnificadas. "Anuncio que a la fecha, de los 55 mil millones de pesos que el gobierno nacional prometió en Manizales, no ha llegado un sólo pesos y lo digo para que todos aquellos azuzadores que van barrio por barrio preguntando porqué no hemos hecho las obras, convoquen a sus congresistas a que le pidan al gobierno nacional que le cumpla a Manizales", expresó en tono enfático Cardona León. El mandatario local, manifestó que de los 55 mil millones que hablaron inicialmente, creen que ahora con todos los ajustes, van a llegar a 13 mil 500 millones de ayudas; es decir, ya hay 42 mil millones de pesos prometidos que no llegarán, agregó el alcalde manizaleño y advirtió que esos 13 mil 500 tampoco han tenido OCAD para asuntos de asignación. Pero ahí no termina el oscuro panorama que se cierne sobre el horizonte de recursos prometidos a la Administración Municipal por el gobierno central, porque según el alcalde, tampoco han llegado los 10 mil millones de la Unidad de Gestión del Riesgo que se destinarían a drenes, maquinaria amarilla, capacitación y para habilitar una oficina en la estación central de bomberos para atención de emergencias. "De las mil casas prometidas vamos en 251 y como dicen en el Boletín de Consumidor: con tendencia a la baja", dijo coloquialmente el alcalde y explicó que ese era el afán de que el Concejo aprobara el Proyecto de Acuerdo que les permitiera comprarle un lote a Infi-Manizales para donárselo al Ministerio de Vivienda, con destino a la construcción de la cantidad de viviendas anteriormente mencionada. También se refirió a los 15 mil millones que fueron cumplidos por el ex ministro de Transporte Jorge Eduardo Rojas y expresó que sólo empezarán a llegar en enero del próximo año, porque la plata está aditada al inicio de la construcción del puente Aguas de Manizales, giro izquierdo-Los Rosales. Cardona León, reiteró que exponía la compleja situación para que los afectados entendieran porqué es que las obras no avanzan como ellos quisieran y como la Alcaldía sueña. "Simplemente no avanzan, porqué no han llegado los recursos". Igualmente aclaró que con esas cifras no estaba asumiendo una posición lapidaria, pero si una posición de reclamo ante el gobierno nacional, toda vez que las regiones en este país no se pueden seguir manejando al ritmo de los despachos en Bogotá, donde pareciera que el espíritu de urgencia está sometido a tiempos diferentes, paquidérmicos y si se quiere traumáticos, para miles de familias que aún esperan que se actúe como estado. "Seguiremos planteando soluciones desde lo local con el apoyo de esta corporación (Concejo Municipal), porque es la que nos ha dado la mano, a partir de los traslados presupuestales y de las autorizaciones de empréstito. Creo señor presidente, que si esta corporación no hubiera tomado la decisión histórica de acompañar al gobierno municipal en la solución de la crisis, la situación de Manizales hoy sería total y absolutamente diferente; o por el capricho del alcalde o por la posición de la corporación", consideró Cardona León. Finalmente dijo que el trabajo de la mano, conjunto y decidido en defensa de los derechos de los afectados, es lo que ha permitido que hasta ahora tengan más de 40 obras resueltas. La preocupación que le asiste alcalde de Manizales, Octavio Cardona León, por la ausencia de los recursos prometidos por el propio presidente Santos, un día despues de la tragedia, cuando hizo presencia con varios de sus colaboradores en esta capital, se incrementa con el paso de los días a raíz de los pronósticos del IDEAM en el sentido que los picos más altos de precipitaciones de la segunda temporada de lluvias se registrarán en los meses de octubre y noviembre. Si aún no han llegado los recursos del gobierno para atender el impacto de la primera ola invernal, ¿con qué plata se van a atender los posibles efectos de la temporada de lluvias que se anuncia para fin de año?