Según autoridades departamentales la red de hospitales públicos de Risaralda está al borde de la quiebra, debido a las altas deudas de las EPS. El Gobernador de Risaralda, Sigifredo Salazar Osorio, lanzó una voz de alerta a las autoridades nacionales de salud, para que tomen cartas en el asunto, ante la grave crisis por la que atraviesan los hospitales públicos del departamento, los cuales están al borde de la quiebra ante las millonarias deudas que tienen las EPS, cuya creciente cartera cada día está en mayor riesgo. El Mandatario de los Risaraldenses señaló que si la crisis se sigue acentuando se tomarían medidas de choque, acudiendo a los instrumentos que contempla la Constitución de Colombia y la ley, advirtiendo que hizo un llamado a las directivas de la EPS Medimás, antigua Cafesalud, para que así como atendió satisfactoriamente las necesidades de los pacientes con cáncer en el Eje Cafetero, así mismo resuelva de otros frentes de trabajo, como la asignación de citas de forma ágil, y la entrega de medicamentos y demás tratamientos que requieren los pacientes.