Foto: RCN Radio Manizales

El alcalde de Manizales, José Octavio Cardona inició sus diálogos con los ciudadanos en la Comuna Atardeceres; las principales quejas fueron por el alto volumen de ruido en las discotecas de Chipre, presencia de indigentes en la ladera y piques en varios sectores de la comuna. La cita fue el pasado sábado en la media torta de Chipre, donde asistieron además del alcalde, todos los funcionarios que hacen parte de su gabinete, quienes dieron respuesta y se comprometieron con la comunidad del sector a solucionar sus problematicas. Varias personas que asistieron a los diálogos manifestaron que es molesto el ruido que se genera de las discotecas que están ubicadas en la avenida de Chipre, sobretodo de las que colindan con las viviendas. El alcalde explicó que en ese tema puntual ya se radicó un proyecto de acuerdo ante el concejo de la ciudad con el fin de tener facultades para tomar acciones en contra de quienes excedan el ruido en estos establecimientos. “Radicamos el proyecto para ver si los amigos de esos establecimientos siguen poniendo todo el volumen, ellos lo suben y nosotros le bajamos la cortina a ver quien se cansa primero, pero no vamos a aguantar que la gente no pueda dormir porque cuatro negocios hacen una competencia por el que más volumen tenga”. Explicó el mandatario. Así mismo el alcalde se comprometió a tomar medidas por el caso de los indigentes que habitan la ladera; y en el tema de seguridad, afirmó que en esta comuna serán ubicadas 8 cámaras de seguridad. Estos diálogos para más oportunidades se tendrán cada 15 o 20 días en diferentes barrios de la ciudad, destacando la importancia de que el alcalde se comprometió a volver y a verificar si se cumplieron las peticiones de los ciudadanos o no.