Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Indígenas de Risaralda
Indígenas de Risaralda
Foto Gobernación de Risaralda

Los indígenas que partieron desde Bogotá son esperados en territorio risaraldense para retornar a sus resguardos en Mistrató y Pueblo Rico, después de 10 años de haber salido de sus predios, presionados por la violencia y conflictos internos, al punto de optar por llegar a la capital del país para dedicarse a la mendicidad. 
 
Mientras tanto, las autoridades en Risaralda están a la espera de estas familias, para lo cual han dispuesto una logística con asistencia y acompañamiento hasta los resguardos, tomando como referencia un retorno similar llevado a cabo hace unos años, donde cientos de indígenas volvían desde la zona del Calvario, ubicada en pleno centro de la ciudad de Cali, cuando indígenas que se encontraban en malas condiciones fueron traídos de regreso.
 
Este proceso que inició sobre el mes de enero, fue liderado por la Unidad para las Víctimas con el acompañamiento de la Alta Consejería Distrital para las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, entre otras entidades, que desde se encuentran adelantando el proceso de retorno a sus territorios ancestrales.

Se trata de unas 571 personas de la población Embera Katio, que se encontraban asentados en Bogotá en condición de vulnerabilidad, donde también hay presencia de menores de edad y mujeres en estado de gestación, las cuales serán priorizadas y valoradas médicamente.
 
El director territorial de la Unidad de Víctimas, Freddy López, aseguró que el retorno empezó vía terrestre desde Bogotá hacia los municipios de Pueblo Rico y Mistrató en el departamento de Risaralda, donde serán recibidos por sus familias.
 
Adicionalmente se tiene contemplado un paquete alimentario adecuado y concertado que cumple con las características kilocalóricas y el componente de usos y costumbres.
 
Dentro del equipamiento esencial se realizará la entrega de los insumos para garantizar un retorno seguro de las familias hasta los lugares de permanencia, y se garantizará la llegada de las 120 toneladas de enseres entregados por las mismas, los cuales se recibieron en un centro de acopio y se movilizarán vía terrestre hasta las comunidades a través de diferentes medios como camiones y equinos.
 
Habían protestado

El pasado 5 de septiembre, cerca de 150 indígenas de la comunidad Emberá realizaron una manifestación frente al edificio de Avianca, ubicado en el centro de Bogotá. Como parte de los compromisos que resultaron de esta manifestación, se dio la consolidación del retorno a Pueblo Rico, Risaralda.
 
Allí querían exigir a la Unidad para la Atención y Reparación de Víctimas, que se encuentra en el piso 19 del mencionado edificio, rechazando el incumplimiento en el compromiso de otorgarles subsidios de alimentación y vivienda.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.