Foto: RCN Radio Quindío

Las autoridades de salud de Armenia monitorean dos casos nuevos de personas que se vieron afectadas por inyectarse diclofenaco y dexametasona. El secretario de salud municipal Fernando Vivas Grisales, confirmó que uno de los pacientes está siendo controlado y se encuentra fuera de peligro, mientras que el otro está siendo buscado para brindarle una oportuna atención. El funcionario aclaró que se está a la espera de los resultados finales que entregue el Invima, sobre la muerte de dos personas, asociadas a la aplicación de estos medicamentos. El doctor Vivas recordó que la administración de cualquier medicamento debe estar soportada por una fórmula médica, lo que garantiza que la situación ha sido evaluada por personal médico.