Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sobrevuelos del Ejército en Chocó
Sobrevuelos del Ejército en Chocó
Cortesía: Séptima División del Ejército.

La Octava Brigada del Ejército confirmó que efectivamente la guerrilla del ELN sí está asediando algunos resguardos indígenas ubicados en la zona limítrofe entre Risaralda y Chocó, recalcando que el Ejército de ninguna manera ha violado los derechos de dicha población. 

Tal aclaración, la hizo del coronel José Antonio Correa Muñoz, comandante de la guarnición, luego de que el Comisionado de los Derechos Humanos de AICO, Jhon Jairo Tapie, denunció que 325 indígenas de Risaralda se encuentran confinadas en sus casas, ante el asedio de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional y del Ejército Nacional.

Lea también: Indígenas de 130 familias se confinaron en Risaralda y denunciaron asedio del ELN y Ejército

“Es muy claro que en el sector chocoano hacen presencia permanente dos estructuras del ELN que son el frente Manuel Hernádez y el frente Cacique Calarcá, quienes dentro de sus actividades delictivas han estado constriñendo a las comunidades indígenas, a los transportadores, a algunos gremios con el fin de extorsionarlos”, explicó el coronel Correa.

Adicional a ello, agregó que “dentro de esa misma actividad delincuencial que están desarrollando, están movilizándose personas en grupos de a dos, de a tres y hasta de a cuatro. Presumimos que usando armas cortas, llegan a las comunidades, saludan, miran, a veces pernoctan y posteriormente se retiran. Básicamente, nosotros creemos que son actividades de inteligencia”.

Le puede interesar: Cayó el cabecilla del ELN, alias 'Cascón', responsable de atentados terroristas en Cesar

Paralelamente, el comandante de la Octava Brigada Ejército aseguró que en ningún momento el Ejército ha asediado a la comunidad, como ha denunciado esta recientemente, explicando que solo con el consentimiento de los resguardos indígenas se ha podido ingresar a la zona para verificar las condiciones de seguridad.

“Dentro de la misión constitucional que tiene el Ejército, hay que neutralizar los grupos armados organizados y toda estructura que esté delinquiendo, que esté fuera de la ley y que esté afectando a la población civil, que incluye nuestras comunidades indígenas porque ellos también son miembros del Estado, son colombianos y tenemos la misión de protegerlos”, enfatizó.

Las Unidades Militares no pueden ingresar a las viviendas sin una orden de allanamiento, pero sí están permitidos los registros voluntarios. En este caso, nosotros desarrollamos la actividad de inteligencia, una operación de registro y dentro de eso, hay unos videos que se hicieron del procedimiento que están en manos del Batallón San Mateo”, aclaró el coronel Correa.

Lea también: Van más de 240 desplazados de Buenaventura a Cali por la violencia: Personería

El comandante de la Octava Brigada del Ejército, que se encarga de custodiar la zona occidental de Risaralda, manifestó su total disposición a entregar las declaraciones necesarias acompañadas de pruebas para demostrar que “no actuamos asediando a la población civil, sino que actuamos para protegerla”.

Cabe recordar, que las Autoridades Indígenas de Colombia (AICO) “Por la Pacha Mama”, denunciaron que a la comunidad del resguardo Gito Dokabu en el corregimiento de Santa Cecilia del municipio de Pueblo Rico, llegaron cuatro hombres desconocidos armados y pasaron una noche en una vivienda desocupada.

Al día siguiente, aseguran, llegó el Ejército y sin mediar palabra, ingresó a la fuerza a la vivienda de un docente, situación que llevó a las 130 familias a decidir confinarse en sus casas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.