El presidente de la Asamblea de Risaralda, Jhon Jairo Arias, manifestó su preocupación frente al mal estado de los acueductos comunitarios, argumentando que el 30% de la población risaraldense consume de esta agua, estando contaminada.  "Es lamentable lo que ocurre con los acueductos comunitarios de Risaralda, porque la carencia de recursos de las comunidades impide que se realicen los mantenimientos respectivos , porque las personas escasamente pueden pagar un fontanero que poco sabe de las condiciones técnicas para que el agua sea potable", aseguró el presidente de la Asamblea departamental de Risaralda. Desde la Secretaría de Salud departamental y la Carder se exigen una serie de parámetros para el tratamiento del recurso hídrico en los acueductos comunitarios, exigencias que de acuerdo al diputado la comunidad no puede cumplir.