Cargando contenido

Foto: AFP



La Mesa Nacional de Víctimas asegura que indígenas de Pueblo Rico y Mistrató en Risaralda están siendo presionados por el ELN para sembrar cultivos ilícitos y realizar actividades de minería ilegal.

Eisenhoward Dejanón Zapata, miembro de la Mesa Nacional de Víctimas en Risaralda, aseguró que la guerrilla del ELN que delinque en el departamento del Chocó se está valiendo de amenazas y constreñimiento a los indígenas de Pueblo Rico y Mistrató, para que éstos siembren cultivos ilícitos y realicen minería criminal, ello como una forma de financiación de las actividades al margen de la ley de este grupo guerrillero.



De acuerdo con el representante de las víctimas,  los indígenas de Risaralda y Chocó están en una situación de doble filo, ya que de un lado apoyan la sustitución de los cultivos ilícitos, pero de otro temen por sus vidas, si no obedecen a las órdenes entregadas por el ELN.



La Fiscalía General intensificará las investigaciones tras identificar que la guerrilla del ELN está ejerciendo presión sobre las comunidades indígenas en zonas como el Chocó para incentivar los cultivos ilícitos.

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez sostuvo que esta situación sería muy grave porque este territorio tenía un conflicto fundamental de la tierra y ahora se introduciría el problema del narcotráfico de una manera industrial.