Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Estación de Megabús vandalizada
Foto de Álvaro Camacho

Desde el pasado 28 de abril, cuando comenzaron las protestas en Risaralda y el resto del país, hasta el momento la empresa de transporte masivo de Pereira, Megabús, ha reportado un total de 26 estaciones vandalizadas de las 38 con las que cuenta el sistema en la capital risaraldense y el municipio de Dosquebradas, lo cual corresponde al 63% de las pérdidas que ha tenido el sistema masivo durante el paro nacional.

De acuerdo con Darío Acosta, gerente de Megabús, a la lista de daños se le suman varios buses alimentadores, equipos técnicos y de vigilancia, con los cuales hasta el momento ya superaron la cifra de los 2.700 millones de pesos en pérdidas, en cerca de mes y medio que llevan las actividades del Paro Nacional en esta parte del eje cafetero.

Lea también: Risaralda, al borde de una nueva alerta roja hospitalaria

“Nosotros hemos hecho un análisis muy detallado con las afectaciones hasta la semana pasada, ya con estos incidentes nuevos se va a crecer el tema financiero; hasta ese momento llevábamos por lo menos unos 2.700 millones de pesos en pérdidas generales para el funcionamiento del sistema de transporte”, indicó Acosta.

Según el discriminado entregado por la empresa Megabús,$1.700 millones aproximadamente, corresponden a las estaciones del sistema masivo que han sido vandalizadas; 850 millones hacen parte de nuestro recaudador Recisa en temas de equipos e infraestructura física; y un promedio de 87 millones de pesos en materia de cámaras de seguridad de nuestro sistema”.

Le puede interesar: Encapuchados incendiaron una buseta en Ibagué y vandalizaron otras tres

Sumado a esto, el gerente de Megabús, manifestó que, “son más de 22 millones de pesos en materia de daños a alimentadores y buses articulados los que llevábamos hasta el último reporte, pero estos son datos hasta hace cerca de 15 días, ya que los de la última semana no los hemos cuantificado aún”.

Finalmente, el gerente Acosta señaló que debido a que los desmanes continúan presentándose, no se ha podido comenzar con la reparación de ninguna de las estructuras afectadas, tan sólo han buscado adecuar dentro de las posibilidades, las cabinas donde laboran los operarios que venden los pasajes, muchos de los cuales se han quedado sin los computadores desde dónde trabajaban.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.