Tras el anuncio del Presidente Juan Manuel Santos sobre el incremento del salario mínimo para el año 2018, los empresarios defienden el porcentaje de incremento, mientras que los sindicatos rechazan el anuncio. El presidente de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Pereira, Germán Calle, indicó que la decisión fue salomónica y aplaudió que no se afectara la generación de empleo, al calificar el aumento como justo con las condiciones económicas del país. Por su parte, las centrales obreras y los sindicatos mostraron su preocupación ante los aumentos que hay en la canasta familiar, y las precarias condiciones laborales de los trabajadores del Eje Cafetero, como lo señala Luis Cuervo, Vocero de Anthoc en Pereira. El Decreto firmado por el Presidente Santos fijó en $781.242 pesos el salario mínimo y el auxilio de transporte en $88.211 pesos, aumento del 5.9% con relación al salario que recibían los colombianos en 2017.