Cargando contenido

La pareja de esposos que habita el sitio está contenta y dicen que viven en excelentes condiciones.

Por esta casa han pasado muchas familias desde hace varios años
Mucha curiosidad ha causado la casa que antes era parte de una de las líneas férreas que atravesaba toda la capital quindiana.
Foto: RCN Radio Armenia

Un antiguo túnel en el norte de Armenia que iba a hacer parte de la vía del tren en los años 40, en la actualidad es una casa que aún mantiene su forma de bóveda y que ha albergado a varias familias durante todos estos años.

El integrante de la Academia de Historia del Quindío, Armando Rodríguez Jaramillo, contó cómo este tramo que sería en ese entonces la tercera línea férrea de la ciudad, iba desde la Antigua Estación del Ferrocarril hasta el sector conocido como la Boca del Túnel, atravesaba lo que es hoy el barrio Granada, pasaba por el sector del SENA Galán y sobre la calle 2da a la altura de la carrera 17, aún existe un pequeño túnel que se convirtió en una casa. 

Lea - ¡Dejen trabajar!: Gobierno a conductores que violaron restricción en vía al Llano

Armando Rodríguez recordó que esta línea seguía sobre la carrera 15 hacia el norte de la capital, pasaba por la Universidad del Quindío, sector Laureles hasta llegar al ICA, para luego seguir hacia el municipio de Salento y atravesar la cordillera. Este proyecto nunca se terminó.

“Ahí hay una pequeña bóveda del túnel que se nota perfectamente y posteriormente algunas familias llegaron a este sitio a vivir y lo hicieron su sitio de residencia, le colocaron una fachada, ventanas y otros elementos”, expresó el historidor.

En esta curiosa casa que tiene una fachada pintada de un amarillo encendido, vive una pareja de esposos venezolanos desde hace tres meses. Juan José Calderín dijo que la primera vez que vio la vivienda le generó un impacto por su forma, pero que hoy, luego de algunos golpes suaves en la cabeza, vive en total tranquilidad. 

“Estoy contento y no ha tenido ninguna dificultad y me queda muy cerca del puesto de trabajo que está ubicado en el Parque Fundadores, donde en una caseta vendo diferentes alimentos”, dijo Juan José.

VeaEn el Quindío, arquitectos construyen casas a base de paneles de huevos

La esposa de Juan José, Francy Garnica, manifestó que está amañada en esta casa pero que cuando pasan vehículos grandes, por estar sobre una vía principal, el ruido en el interior siempre es fuerte. Expresó, “aún me soprendo cuando me despierto en las mañanas veo la casa redonda”.

Allí esta pareja de esposos tiene una pequeña tienda donde venden minutos, gaseosas, empanadas venezolanas y jugo de naranja. Dicen que están felices por ser un sitio muy central y acogedor.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido