Literalmente bajado del bus de la elecciones quedó el candidato por firmas a la Alcaldía de Belén de Umbría, Anibal Hoyos, a quien le notificaron este fin de semana que le faltaban más firmas para avalar su candidatura y que por consiguiente no podía ser candidato.  

"Algo raro pasó aquí", dijo el propio afectado, quien explicó que había recogido alrededor de 8.400 firmas, el doble de lo que se requería para acceder al aval, las cuales en una primera revisión de la Registraduría del Estado Civil hacían falta poco más de 70 cédulas, pero faltaban aún por revisar una enorme cantidad.

Dice Anibal Muñoz que "Extrañamente en la comunicación de la Registraduría del viernes pasado le notificaron que ya le hacían falta 700 firmas".

El aspirante al primer cargo del municipio de Belén de Umbría, quien pese a contar con el apoyo de varios partidos y movimientos políticos, decidió inscribirse confiadamente con una cantidad de cédulas que recogió a lo largo de varios meses.

Aunque por parte de la campaña cívica se presentó un Derecho de Tutela que debe ser resuelto a más tardar este miércoles, desde ya en Belén de Umbría los partidos, movimientos y dirigentes políticos que lo apoyan se lanzaron a promover públicamente el voto en blanco.

El diputado y actual candidato a la Asamblea de Risaralda, Jhon Jairo Arias Henao, uno de los máximos impulsadores de la campaña de Anibal Hoyos, dijo que se apoya el voto en blanco como una voz de protesta contra el atropello que se está cometiendo con la legal candidatura del belumbrense.

De ganar el voto en blanco en Belén de Umbría, opción que requiere la mitad más uno de las mayorías que acuden a las urnas, se realizarían otras elecciones atípicas en esta localidad antes de dos meses, donde no podrán participar los candidatos que se someterán a las urnas el próximo 25 de octubre.