Cargando contenido

En años anteriores en Pereira, la celebración de Halloween dejó fuertes alteraciones de orden público.

Cementerio
RCN Radio

Para evitar la posible profanación de templos sagrados y actos satánicos en medio de la celebración de Halloween, la Policía brindará especial vigilancia a los cementerios e iglesias de Pereira en la noche de este jueves.

Lea también - Con la llegada de Halloween, ojo con la seguridad de los niños

Monseñor Rigoberto Corredor, obispo de la Diócesis de Pereira, aseguró que no se puede descartar que la noche de los disfraces sea utilizada por las sectas satánicas para realizar ritos y sacrificios, por lo que se le pidió a las autoridades que redoblen la seguridad en puntos claves como iglesias y cementerios.

"Es bien sabido por todos que la realidad del 31 de octubre, se detecta la presencia del espíritu del mal, de esos seres distintos a los seres angelicales, que se hacen presentes en los cementerios y que además actúan y van en contravía del día siguiente, que es el día de todos los santos. De manera que el contraste de esta fiesta es precisamente esa, que están los seres malos en contraposición con el día de los ángeles", aseguró el Obispo de la Diócesis de Pereira.

De acuerdo con el obispo, en medio de esta celebración es de suma importancia que los padres de familia extremen las medidas de seguridad con sus hijos, a fin de evitar pérdidas.

“Queremos advertir a los padres de familia para que disfruten de ese día con sus hijos, pero que lo hagan siempre con estrictos cuidados con los niños y no dejándolos solos para que no se vayan a perder (...) no los vayan a dejar a merced de las personas violentas que puedan abusar de los niños, esta es una realidad muy latente y por eso hacemos este llamado de atención a los padres”, explicó el máximo jerarca de la Iglesia Católica en la capital risaraldense.

Adicionalmente, monseñor Corredor explicó que este día “no se debería llamar Día de las Brujitas, ya que eso viene más de otras culturas principalmente de Estados Unidos o de Europa”.

El obispo de la Diócesis de Pereira señaló que los anteriores no son los únicos inconvenientes que se abren paso durante la jornada del Halloween, principalmente en horas de la noche.

Vea - Atentado en la General Santander: familias de cadetes asesinados recibirán pensión

“El problema grave también está en que hay unos grupos de adolescentes a quienes ya no les lucen los disfraces de los niños porque están en edades superiores a los 12 años, casi hasta los quince (...) lo que hacen es ponerse una máscara y salir a tirar piedra, a acabar con los vidrios, es decir a formar caos y generar vandalismo”, concluyó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido