Cargando contenido

Más de 1.600 de estas especies vegetales fueron cultivados para atraer a los polinizadores.

Siembra de guamos - Octava Brigada
Siembra de guamos - Octava Brigada

La Octava Brigada del Ejército Nacional incorporó un nuevo proyecto de conservación ambiental que busca sembrar la mayor cantidad de árboles melíferos para atraer y salvaguardar las abejas.

Según el Coronel Richard González Vera, comandante de la Octava Brigada, “la iniciativa se implementó hace poco, en predios del municipio de Calarcá donde se sembraron 680 árboles, entre almendros, achiote, cedro, laurel y guayabos, que son ricos en floraciones de néctar y polen que atraen a las abejas”.

Con la siembra buscamos equilibrar un poco la afectación que ha tenido la abeja por el uso de pesticidas y agroquímicos”, expresó el oficial.

Lea también: Minería podría poner en riesgo al Paisaje Cultural Cafetero

El militar agregó que, “en todo el Eje Cafetero hemos logrado sembrar más de 1.600 árboles, como apuesta ambiental de las tropas militares”. 

Las siembras son lideradas por uniformados del Batallón de Alta Montaña, que además vienen adelantando hace algunos años, una importante siembra de semillas de Palma de Cera en el municipio de Salento y de Génova y el cultivo de frailejones en zona de páramo en el departamento del Quindío.

La propuesta busca dirigir algunas acciones del Ejército Nacional al cuidado del medio ambiente, la protección de las fuentes hídricas y la seguridad en las áreas naturales.

El coronel González explicó que el batallón de alta montaña de la Octava Brigada tiene como prioridad la conservación del medio ambiente, en zona de páramos y los frailejones en el Parque Nacional Natural Los Nevados, escenarios que se han visto afectados por el conflicto, la mano del hombre, el desarrollo y el impacto del cambio climático.

Le puede interesar: Hermoso vuelo de cóndor de los Andes sobre el Valle de Cocora (Quindío)

“En el caso del frailejón, la orden es que la siembra se realice con el apoyo de soldados del Ejército Nacional y la comunidad en esta zona del país, quienes a su vez deben crear un vivero en cada batallón, con el fin de preservar esta planta que crece entre 1 y 2 cm al año y que en su madurez llega a captar hasta 35 litros de agua”, afirmó el coronel González Vera.

En la actualidad, el medio ambiente se ha convertido en un símbolo de paz, y es a través de la recuperación de zonas erosionadas y deforestadas que se contribuye al posconflicto, indico el Coronel Richard González Vera, Comandante de la Octava Brigada.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido