Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Error en historia clínica, provocó pago de millonaria demanda en Caldas





El Consejo de Estado, condenó al Hospital San Vicente de Paúl de Aranzazu, Caldas, a pagar una millonaria suma de dinero, por el error en una historia clínica que desencadenó en la muerte de un paciente

La sentencia está relacionada con un hombre que se accidentó en el año 1996, fue trasladado al hospital de Aranzazu y de allí, sin el diligenciamiento  correcto de la historia clínica fue remitido a un centro asistencial de mayor complejidad.

En la atención de primer nivel, le suturaron una de las heridas, pero los médicos no referenciaron que ya había contraido una infección;  no obstante la atención en un hospital de mayor complejidad, el paciente murió.

"Lo que alegó el galeno tratante fue que para él era más importante atender al accidentado que diligenciar la historia clínica, a lo que el Consejo de Estado respondió que es una obligación de los médicos diligenciar correctamente ese documento que es el que orienta futuras atenciones médicas, sin incurrir en graves errores", explicó el Gerente del Hospital San Vicente de Paúl de Aranzazu, Caldas, Jhon Diego Villegas Marín.

Los magistrados del Consejo de Estado, ordenaron al hospital de Aranzazu, pagarle a la familia de la víctima, la suma de 680 millones de pesos, por los daños no sólo materiales, sino también morales que le causaron.

La sentencia está relacionada con un hombre que se accidentó en el año 1996, fue trasladado al hospital de Aranzazu y de allí, sin el diligenciamiento  correcto de la historia clínica fue remitido a un centro asistencial de mayor complejidad.

En la atención de primer nivel, le suturaron una de las heridas, pero los médicos no referenciaron que ya había contraido una infección;  no obstante la atención en un hospital de mayor complejidad, el paciente murió.

Lo que alegó el galeno tratante fue que para él era más importante atender al accidentado que diligenciar la historia clínica, a lo que el Consejo de Estado respondió que es una obligación de los médicos diligenciar correctamente ese documento que es el que orienta futuras atenciones médicas, sin incurrir en graves errores.

Los magistrados del Consejo de Estado, ordenaron al hospital de Aranzazu, pagarle a la familia de la víctima, la suma de 680 millones de pesos, por los daños no sólo materiales, sino también morales que le causaron.