Cargando contenido

Siete escuelas han cerrado porque el campo se queda sin niños.

Autoridades trabajan para lograr que los estudiantes se queden en las escuelas
Líderes cívicos y autoridades administrativas buscan que se fortalezcan programas rurales para la deserción de estudiantes del campo se minimice.
Foto: Roberto Suescún - Escuela San José de la Concha

Una preocupación creciente fue planteada por el vocero cafetero Roberto Suescún, quien expresó que mientras el campo no sea rentable más personas se irán a buscar mejores oportunidades en las grandes ciudades, quedando sólo adultos en las fincas.

Mencionó el caso puntual de la escuela San José de la Concha del municipio de Córdoba, sur del departamento del Quindío, que hoy tiene las puertas cerradas porque no hay niños que lleguen y donde, hace algunos años, asistían más de 40 estudiantes.

Había inclusive dos profesores y poco a poco se fue quedando sin niños la escuela, porque ya los pequeños productores, medianos y grandes se fueron envejeciendo. Los hijos tomaron la decisión de irse para diferentes ciudades, buscando otro tipo de trabajo”, expresó el caficultor.

Le puede interesarDenuncian amenazas a candidatos en Caldas

Suescún manifestó que “los niños ya no quieren estar en el campo, al ver las actuales condiciones económicas que está atravesando. Yo creo que el campo no necesita mucho discurso por parte de los gobernantes”.

El vocero cafetero hizo un llamado especial para que las personas que lleguen a ocupar los principales cargos en el departamento busquen la manera de inyectarle recursos al sector agropecuario.

El secretario de Educación del Quindío, Francisco Javier López Sepúlveda, indicó que la situación es preocupante y está asociada a que mucho dueños de fincas están buscando caseros sin hijos; otros solo contratan un administrador para varios predios.

“A pesar de esta situación, el gobernador ha tomado la decisión de mantener las escuelas, así sea con un solo estudiante a quien se le tendrá asignado su profesor”, precisó el líder de la cartera de Educación en el Quindío.

Lea tambiénEl municipio de Córdoba (Quindío) completó dos años sin homicidios

López Sepúlveda señaló  que “la situación cada día se va agravando más y a nivel nacional desde el gobierno, existe toda la atención en la ruralidad”.

El funcionario explicó que en los últimos cuatro años las escuelas  se han quedado sin alumnos y han tenido que cerrar siete de ellas, en los municipios de Calarcá, Quimbaya, Génova, Córdoba y Buenavista

El secretario de Educación manifestó que si la situación continúa de esa manera, en próximos años el panorama va a ser muy delicado, sin estudiantes en el campo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido