Foto: Cortesía Alcaldía de Manizales

Luego de los estragos causados por la emergencia ocurrida el pasado 19 de abril de 2017, la Secretaría de Obras Públicas continúa trabajando en diferentes puntos para ejecutar obras de estabilidad que prevengan posibles deslizamientos en las temporadas de lluvias.

Avanzan los trabajos en la Ruta 30 y se espera ser entregados este 15 de diciembre.

“Nos trazamos esta fecha y creemos que le vamos a cumplir a la comunidad, estamos trabajando muy fuerte para lograrlo, todavía nos falta vaciar dos placas y el invierno nos ha afectado un poco, pero creemos que podemos cumplir la meta”, indicó el Secretario de Obras Públicas de Manizales, César Alberto Gutiérrez García.

3 mil millones de pesos fue la inversión aproximada que hizo la Alcaldía en este sector, en el cual se realizan intervenciones en dos puntos: el primero ubicado en la quebrada Belén, en donde se hizo la construcción de un canal abierto para una gran capacidad de desagüe.

La segunda parte del canal, que es la entrega de las aguas hacia la quebrada, la está realizando actualmente la Corporación Autónoma de Caldas, CORPOCALDAS. En este sector se ejecutó un puente (pontón) sobre caissons ubicado encima del canal, con el propósito de evitar afectaciones en la vía por las fuertes lluvias.

El segundo punto está ubicado en la quebrada San Luis, en donde se construyen muros de contención y pantallas ancladas para estabilizar el talud de los edificios y recuperar el parqueadero.

“Tenemos estas buenas noticias para la ciudadanía, estamos dentro del cronograma estipulado, hacemos entrega de las obras en la fecha anteriormente mencionada y la Ruta 30 vuelve a la normalidad a partir del próximo lunes”, informó Gutiérrez García.