Foto: RCN Radio

La sala número 1 de la Casa de Funerales Jardines de la Esperanza, en Manizales, recibió hasta este martes el cuerpo del obispo emérito de Puerto Gaitán (Meta), Horacio Gómez González. Al caer  la tarde del lunes, una cantidad considerable de paisanos de Salamina, su tierra natal, de amigos de Aguadas, donde fue orientador espiritual, de Aranzazu y naturalmente de Manizales, se dieron cita allí para acompañar a sus familiares y expresarles su voz de condolencia  ante tan irreparable pérdida El cuerpo de Monseñor Gómez González permanecerá este martes en cámara ardiente desde las 8 de la mañana en la Catedral Basílica Metropolitana, donde a las 5 de la tarde el Nuncio Apostólico de su Santidad en Colombia, Étore Balestrero, presidirá el acto litúrgico que servirá para que la comunidad católica caldense le dé el último adiós a uno de sus hijos ejemplares. Luego de concluir la santa misa, el Mausoleo del tradicional Cementerio San Esteban de la capital de Caldas, esperará a Monseñor Horacio para servirle de última morada, en una actividad que estará concluyendo cuando las sombras de la noche comiencen a caer. Monseñor Horacio Gómez, de 58 años de edad, era el noveno integrante de una familia de 10 hijos, que ya despide al segundo miembro de su núcleo y que expresa su agradecimiento por las demostraciones de solidaridad del pueblo caldense que masivamente se ha acercado a testimoniar su respeto, admiración y cariño por el guía espiritual que este martes será despedido en medio del reconocimiento general, por cumplir cabalmente con el apostolado que en vida desarrolló en diferentes escenarios de la geografía nacional.