Cargando contenido

Foto: Tomada de www.icbf.gov.co

El Consejo de Estado, condenó a pagar una millonaria suma de dinero a la ex directora del ICBF en Caldas, Alba Marina Acosta, en una acción de repetición, por la desvinculación de una ex funcionaria de esa entidad. En otra decisión jurídica por un proceso igual, el mismo Consejo de Estado, absolvió a la señora Cadavid Acosta.

El caso es el siguiente:

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ordenó una reestructuración en la planta de personal en el año 2000.

 

Como consecuencia de esa reforma en la regional Caldas, fueron desvinculadas 2  funcionarias, quienes demandaron a través de una acción de nulidad y restablecimiento del derecho.

 

Las 2 funcionarias demostraron que fueron desvinculadas vulnerándoles sus derechos y en consecuencia el Consejo de Estado le ordenó al ICBF, indemnizarlas con sumas de dinero que superaron los 400 millones de pesos.

El comité de conciliación del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar decidió presentar 2 acciones de repetición en contra de la Directora Regional Caldas, Alba Marina Acosta  y no vinculó al Director Nacional, responsable de la reestructuración en todo el país. Buscaba el ICBF que esos recursos los pagara la señora Acosta Cadavid y no la entidad.

 

En esas acciones de repetición la justicia, falló una a favor de la señora Alba Marina y la segunda en contra y hubo un salvamento de voto de uno de los magistrados del Consejo de Estado.

La suma que deberá pagar la señora Alba Marina Acosta Cadavid, supera los 250 millones de pesos.