Este caso esta directamente relacionado con el ex gerente de la cooperativa CESCA, una organización que beneficia el ahorro de los empleados de la salud tanto de la ciudad como del departamento.

Para el año 2008 se vio al parecer una una serie de irregularidades en el músculo financiero que se dieron a conocer gracias a un anónimo, que a través del buzón de sugerencias, se indicaba que presuntamente el ex gerente estaba haciendo malos manejos de los créditos y demás recursos que ingresaban a la cooperativa.

Este juicio inicio después de dos años de estar estancado, pues según las partes tanto la fiscalía como la defensa del ex gerente, son muchos los testigos que se requieren para que sean escuchados.

Los delitos por los cuales se le investiga, a esta persona son: hurto agravado por confianza y cuantía. El imputado sigue sin aceptar cargos por los mismos.

Al inicio de la diligencia, la fiscalía  manifestó que lo que se pretende demostrar es que el ex gerente sí se adueño de varios dineros que superaban los 60 millones de pesos, apropiación que hizo gracias al mando y la influencia que tenía como gerente para dar las órdenes de que a su cuenta personal, a la de su mamá y la de su hija, se giraban estos recursos.

Al comienzo de los interrogatorios, asistió un ex funcionario y ahora concejal del municipio de Neira quien indicó, cómo fue que se enteraron la situación, donde se hallaron anomalías como: desvíos electrónicos, facturación con incrementos, compras excesivas, gastos, entre otras.

Finalmente uno de los testigos manifestó, que cuando se supo este escándalo, el ex gerente reconoció que se apropio de casi 68 millones de pesos pero que era su deseo responder por ellos.