Cargando contenido

Foto/ Cortesía

José María Molina Bedoya tenía 77 años y murió como consecuencia de un cáncer. Fue mandatario del municipio de Neira entre los años 2004 y 2007.

Del ex alcalde Molina Bedoya se recuerda que no alcanzó a terminar su mandato, y que once meses antes del día de entrega, al parecer por un agotamiento físico y mental,  presentó su carta al gobernador de la fecha  Emilio Echeverri Mejía.

Esto ocurriría en el año 2007, convirtiéndose en una de las primeras renuncias en el país, con esa justificación, pues dicen los conocedores que muchos mandatarios renunciaban tras amenazas, investigaciones o presiones políticas.

El señor José María a parte de haber sido alcalde de su tierra natal, también se desempeñó en ese municipio como concejal, sindico del hospital local, además alcalde también del municipio de Viterbo.

Los restos del ex funcionario estarán en cámara ardiente en el salón principal del concejo de Neira, para posteriormente darle su último adiós en la ciudad de Manizales.