Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Falleció el Obispo Emérito de Buenaventura
Cortesía: Augusto Gallo

A sus 80 años falleció en una clínica de la ciudad de Pereira, el obispo Emérito de Buenaventura, monseñor Héctor Epalza Quintero.

Le puede interesar: Violencia vuelve a enlutar a Nariño: dos masacres dejan nueve muertos

Desde el pasado viernes se encontraba en la Unidad de Cuidados Intensivos de un centro asistencial, producto de un derrame cerebral.

Él había perdido el conocimiento. Se encontraba intubado en una clínica privada de Pereira, desde ese momento estaba en un estado crítico de salud, infortunadamente hoy, a las 12:15 del medio día, nos confirmaron la lamentable noticia de su deceso”, indicó monseñor Rubén Darío Jaramillo, obispo de Buenaventura.

Así mismo, Monseñor Rubén Darío Jaramillo precisó que se adelantará una eucaristía en la ciudad de Pereira y posteriormente su cuerpo será trasladado a Buenaventura donde se le realizará un homenaje especial.

“Le haremos un gran recibiendo, luego una cámara ardiente, posteriormente una eucaristía. El había declarado en notaría, que su voluntad era que sus restos mortales terminaran sepultados en la Catedral de San de Buenaventura y es lo que vamos hacer”, dijo el actual Obispo del puerto.

Lea también: Defensoría del Pueblo emite alerta temprana por violencia en Buenaventura

El 14 de julio del 2017, monseñor Héctor Epalza Quintero presidió la última eucaristía, en honor a San Buenaventura, en el marco del cumpleaños 477 de la ciudad, en la que donde centenares de feligreses y las autoridades locales le realizaron un gran homenaje como despedida.

El Obispo Emérito de Buenaventura estuvo 13 años al  servicio pastoral de esta comunidad. La misma que defendió a través de sus denuncias sobre la injusticia y la violación de los Derechos Humanos.

Monseñor Epalza Quintero se ordenó en el sacerdocio un 14 de julio de 1965, un día en el que Buenaventura estaba de cumpleaños, siempre compartía en su discurso que Dios lo tenía destinado para ser obispo del puerto.

Al ritmo de arrullos y canciones típicas del Pacífico colombiano se realizará la eucaristía inculturada, para darle el último adiós a monseñor Epalza.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.