Cargando contenido

El joven era requerido tras habérsele encontrado dos fármacos en su poder.

Medicamentos referencial
El joven aseguró que se trataba de medicamentos de uso personal.
Ingimage

Con júbilo una familia pereirana recibió la noticia de que la sala penal de la Corte Suprema de Justicia negó la solicitud de extradición a un joven, detenido en ese país con dos pastillas de Clonazepam (medicamento que se usa para dormir). 

Frente a este caso la corte no encontró motivos suficientes para conceder la solicitud de extradición.

Luz Elena Miranda, madre del joven implicado en este desenlace que comenzó hace dos años, relató que todo comenzó cuando Cristian Andrés Vargas fue detenido en México  y estaba siendo solicitado por ese país al encontrársele dos pastillas de Clonazepam, fármaco psiquiátrico que debía sustentar fórmula médica.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 20 de enero del 2016 cuando el joven fue detenido en el estado de Morelos portando dos pastillas de Rivotril selladas, sobre las que señaló que eran para el consumo personal, pero finalmente fue detenido.

De allí inició todo un proceso en el que pasó a instancias de la Corte Suprema de Justicia, instancia que finalmente le dio la  razón al joven al señalar que  el fármaco de base Clonazepam y su eventual consumo no era causal suficiente para  ceder a la pretensión de extradición que había pedido el país  centroamericano.

Tras todo este tiempo y la final decisión de la Corte, la familia celebró que quede en libertad el joven.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido