Cargando contenido

Cementerios de Colombia. Foto: Colprensa.

Usuarios del cementerio Prados de Paz en Pereira protestaron en la curia episcopal, por restricciones impuestas por la administración del campo santo para colocar flores en las tumbas.

Familiares de varias personas sepultadas en el cementerio Prados de Paz, se congregaron en la sede de la Diócesis de Pereira para protestar en contra del sacerdote que administra este campo santo, en virtud, a una serie de restricciones que se impusieron para colocarles flores a sus seres queridos fallecidos.

Jairo Bernal, vocero de los manifestantes, indicó que a tal punto llegaron las restricciones que hasta cemento les echaron a los jarrones donde tradicionalmente se ponen las flores.



Bernal indicó que es lamentable que la Diócesis de Pereira no se haya pronunciado sobre la implicaciones que tiene ésta medida para las familias, que acuden cada fin de semana o en ocasiones especiales, a llevar las flores como señal de cariño con sus seres ya fallecidos. Esperan que pronto pueda darse una solución.



Sin embargo, RCN Radio conoció que las medidas responden a unos requerimientos hechos por la Secretaría de Salud de Pereira, a fin de darle cumplimiento a la Ley 715 de 2001 en materia de control de agentes y materiales infecciosos y tóxicos, y control de vectores y reservorios.