Según la Procuraduría Regional de Risaralda, los hechos que se presentaron al interior de la Unidad Permanente de Protección para la Vida, UPPV, de Pereira fue una situación anunciada y esperada, debido a las difíciles condiciones de hacinamiento. A raíz de los desmanes que tuvieron lugar el pasado fin de semana, en las instalaciones de la UPPV en Pereira, donde una persona resultó herida y seis detenidos se fugaron, la Procuraduría Regional de Risaralda, a través de su titular, Sergio Reyes Blanco, señaló que son varios los llamados que se han hecho desde el Ministerio Público, los cuales comprometen a cientos de personas que se encuentran detenidas en diferentes sitios de Reclusión. Según Reyes Blanco, en la actualidad, el hacinamiento de la UPPV sobrepasa el 100%, ya que el lugar tiene una capacidad para 80 personas y actualmente se encuentran allí detenidas más de 160,condición de hacinamiento que se ha visto reflejada en manifestaciones y amotinamientos. El procurador regional señaló que esta situación merece atención especial por parte de los mandatarios locales y departamentales, teniendo en cuenta las demoras que existen en la construcción de la nueva cárcel regional El Pílamo- La Concordia, cuya fecha de inicio de obras estaba calculada para el pasado mes de septiembre.