Foto: RCN Radio Armenia

Entre un 5% y un 7% se ha incrementado el precio de la carne de res en el Quindío por cuenta del brote de fiebre aftosa que se ha reportado en varias regiones del país. Aunque el líder ganadero Gustavo Patiño señaló que los brotes de esta enfermedad están bien confinados y controlados, las dificultades en el transporte de la carne y la mala información que se ha generado entre la comunidad, son situaciones que están perjudicando a los consumidores, quienes son los que pagan el precio final. Hay que tener en cuenta que las cabezas de ganado que presentan la fiebre aftosa están siendo sacrificadas y que en ningún momento esta enfermedad puede afectar de alguna manera a los seres humanos. Gustavo Patiño expresó que un gremio que se ha visto muy beneficiado es el de los avicultores, ya que el consumo de carne de pollo se ha incrementado considerablemente en las últimas semanas.