El Gobernador de Risaralda recordó que no se sentará a dilogar con las comunidades indígenas, hasta que sean devueltas en su totalidad de las armas que fueron arrebatadas a la Policía. Advierte que se vienen acciones.

Sigifredo Salazar Osorio, Gobernador de Risaralda, aseguró que el compromiso fue claro y la entrega fallida del pasado viernes, es una muestra más del incumplimiento de parte de algunos miembros de las comunidades responsables de la pasada minga.

Advirtió el mandatario departamental, que el mensaje ha sido claro en el sentido, que hay disposición de diálogo, pero bajo ninguna circunstancia  se permitirán vías de hecho, como las ocurridas el pasado mes de octubre y que terminó con la retención de policías, pertenencias y armamento.



El mandatario departamental lamentó que se esté presentando la ruptura en las buenas relaciones con las comunidades indígenas, pues señaló que hay un componente fuerte en esta población, contenido en el actual plan de desarrollo departamental, razón por la cual espera que pronto se puedan retomar los diálogos, pero sin faltar a la palabra y los compromisos pactados.