Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo, con autoridades de salud
Gobernación de Risaralda

Debido al aumento desbordado de contagios de covid-19 registrados los últimos días en el departamento, el gobernador de Risaralda, Víctor Tamayo, pidió nuevamente que haya restricciones en el horario de funcionamiento de bares y cantinas, al igual que en la movilidad para adultos mayores, visitas a centros geriátricos y la posibilidad de implementar nuevamente el 'pico y cédula'.

"Quiero dejar sobre la mesa tres propuestas básicas. La primera es que tenemos que limitar que los fines de semana la salida a la calle de los mayores de 70 años. Segundo, el horario de bares y discotecas en el departamento debe restringirse y tercero, la limitación en las visitas a los centros del anciano, ya que se constituye en otro medio de riesgo de afectación”, indicó.

Lea también: Ofrecen recompensa en área metropolitana de Pereira por expendios de pólvora

Al finalizar una intervención, el gobernador Tamayo también pidió que se estudie la posibilidad de que se vuelva a decretar en todo el territorio risaraldense la medida de 'pico y cédula', para controlar la presencia innecesaria de personas en las calles.

Por su parte, el viceministro de Salud, Luis Alexander Moscoso, aprovechó para hacerle un llamado a las autoridades y a los ciudadanos, debido al alto índice de aglomeraciones que se han registrado en el departamento en los últimos días, sumado a la falta de control de los aforos en esta época del año.

“Tenemos muchas aglomeraciones en diferentes sitios de la ciudad y se están presentando aforos superiores a los permitidos. Nuestra recomendación es que se pongan distanciadores en estos puntos de la ciudad, que son personas con trajes completos de protección, encargados de garantizar la distancia entre las personas y que se esté usando correctamente el tapabocas”, indicó el viceministro Moscoso.

Le puede interesar: Masacre de tres personas al interior de una vivienda en Armenia

El funcionario también agregó que “el llamado es para que hagan contraflujo en las épocas de comercio, es decir que las personas vayan en los momentos de más baja demanda. La propuesta de aumentar las horas del comercio es algo también muy favorable, porque va a permitir diferir en un mayor tiempo la cantidades de personas haciendo compras, limitando también los aforos y las aglomeraciones”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.