Los Gobernadores del país celebraron la decisión del Gobierno de echar para atrás, un Decreto que reduciría los recursos destinados  a la salud en los departamentos.

El Gobernador de Risaralda, Sigifredo Salazar Osorio, destacó el ‘reversazo’ del Decreto 2265 de 2017, que buscaba que recursos que entraban al Fondo de Salud Departamental fueran enviados a la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud, ADRES, centralizando así los recursos provenientes de los cigarrillos, licores y juegos de suerte y azar de los departamentos; y que pasarían a manos del Gobierno nacional.



Según indicó Salazar Osorio, todos los gobernadores del país le habían manifestado su descontento al gobierno nacional, pues consideran que la descentralización también debe ser efectiva en los temas de la salud, donde los entes territoriales tengan mayor autonomía para resolver de forma autónoma los desafíos que las poblaciones del país requieran.