Con el objetivo de descongestionar los centros penitenciarios en Risaralda, el viceministro de Política Criminal y Justicia Restaurativa, anunció ponerle límite a las medidas preventivas y privativas de la libertad. Carlos Medina, viceministro de Política Criminal y Justicia Restaurativa, aseguró que fin de controlar el hacinamiento de los centros carcelarios, se busca reducir las medidas que con fines preventivos cobijan a las personas medidas intramurales, buscando que las personas continúen con su proceso judicial pero estando en libertad. Precisó el viceministro de Política Criminal y Justicia Restaurativa, que como medida de descongestión para las cárceles en Risaralda, el Gobierno Nacional habilitará cerca de 4.500 cupos en diferentes penales, para trasladar allí internos.