Cargando contenido



Guardianes del INPEC se oposieron a asumir funciones de vigilancia de los detenidos en la Unidad Permanente de Protección para la Vida de Pereira,UPPV, indicando que dicha responsabilidad  es exclusiva de las alcaldías municipales a través de la Policía.

El Presidente del Sindicato de guardianes del INPEC, el dragoneante Jose Geovanny Méndez, señaló que ante la propuesta de llevar apoyo de guardias para el cuidado de los detenidos en la UPPV de Pereira, el sector se opone rotundamente, ya que dichas tareas son propias de la Policía Nacional y sus jefes superiores, los alcaldes municipales.



Según indicó Méndez, los guardianes del INPEC tienen como competencia prestar la seguridad en los centros penitenciarios del país, es decir, en los centros de reclusión intramural donde a los detenidos ya se les ha fijado el lugar donde deberán pagar su pena, previa decisión judicial.



Para el Presidente del Sindicato del INPEC otro de los temas de fondo, por el cual es imposible atender llamados adicionales a los del servicio, es que así como existe hacinamiento en las cárceles, falta presupuesto y personal.