Gobierno Nacional y mandatarios departamentales acordaron modificar puntos sobre destinación de impuestos a licores, tabacos y juegos de suerte y azar

En reunión que sostuvieron este lunes los mandatarios seccionales de nuestro país y los ministros de Hacienda Mauricio Cárdenas Santamaría y de Salud, Alejandro Gaviria, a instancias de la Federación Nacional de Departamentos, se pudo llegar a acuerdos que introducen cambios al decreto 2265 sobre cofinanciación del aseguramiento en salud y régimen subsidiado en nuestro país.

Según el ministro de Salud, uno de los cambios más importantes es el que establece que los 200 mil millones de pesos recaudados el año anterior por un mayor impuesto al tabaco y que ya fueron girados por los departamentos, sea el aporte de las regiones a la cofinanciación del régimen subsidiado en el 2018.

Por decisión unánime se determinó igualmente en esta reunión lo siguiente:

No se establecerá ninguna obligación de girar porcentaje de las rentas monopólicas de licores para financiar para financiar el aseguramiento en salud.

Se ratifica la obligación de las entidades territoriales de no disminuir los valores históricos de cofinanciación, establecidos en la ley 1438 de 2011.

Se ratifica además, que los excedentes, es decir, los mayores recaudos en las rentas cedidas a los departamentos en comparación con los requisitos de cofinanciación, son de las administraciones departamentales. así mismo, los rendimientos financieros se abonarán a las obligaciones de cofinanciación.

Se acordó igualmente, conformar una mesa de trabajo que se encargará de revisar y ajustar la financiación conjunta del aseguramiento en salud. Estará integrada por los gobernadores y por los ministros de Salud y de Hacienda. Se acordó que antes del sábado 20 de enero se determinará el monto que debe girar cada entidad territorial en materia de recursos con destino a la cofinanciación del régimen subsidiado.

El gobernador de Caldas, Guido Echeverry Piedrahíta, consideró que las rentas que son de propiedad territorial no pueden ser destinadas por el gobierno central a financiar aspectos relacionados con la salud, sin una fórmula de juicio.

El mandatario seccional aclaró que el compromiso de los departamentos de cofinanciar la salud se mantiene, pero sin que el gobierno intervenga en la destinación nacional de esos recursos que pertenecen a los departamentos y a las entidades territoriales.

De acuerdo con la situación actual, Caldas deberá cofinanciar 40 mil millones de pesos más. "Que haya obligaciones conjuntas no puede significar que la nación llene huecos fiscales con los recursos que les pertenecen a los departamentos", dijo finalmente Echeverry Piedrahíta.