Cargando contenido

Lo hizo en estado de embriaguez para supuestamente darle cristiana sepultura.

El cadáver estuvo por el municipio

Brayan Andrés Ladino, de 13 años de edad, murió el pasado lunes 31 de diciembre en un accidente de tránsito cuando se movilizaba en una motocicleta como parrillero junto a un amigo.

Los jóvenes transitaban por la Troncal de Occidente en la vía que de Anserma comunica con el municipio de Riosucio, cuando en una curva perdieron el control y se estrellaron contra una ladera.

El menor perdió la vida mientras era trasladado al Hospital San Vicente de Paúl en Anserma, mientras que el conductor de la moto solo resultó lesionado.

Leer más: Motocicleta en la pista del aeropuerto de San Andrés casi provoca una tragedia

El cuerpo del menor de 13 años fue dejado en la morgue del Hospital para adelantarle la necropsia respectiva, pero ante la demora el padre del niño, quien estaba en estado de embriaguez, decidió entrar por el techo del lugar y sacar el cadáver para supuestamente llevarlo a una sala de velación.

Trabajadores de la morgue dieron aviso a la Policía que de inmediato inició la búsqueda del hombre, quien se percató de la presencia de los uniformados mientras cargaba el cadáver en un sector del municipio de Anserma y lo dejó abandonado.

Leer más: Rehúsan sepultar a joven venezolano a la espera de su "resurrección" en Cali

Las autoridades rescataron el cuerpo y pudieron devolverlo a la morgue donde pudieron practicarle la necropsia que determinó que el menor de 13 años murió a causa de un trauma cráneo-encefálico severo.

Las exequias del joven se adelantarán la tarde de este miércoles 2 de enero.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido