Cargando contenido



Afrodescendientes de Risaralda rechazaron el asesinato del que fue víctima la lideresa de sus comunidades en Pueblo Rico, advirtiendo que el hecho sería atribuído a los mismos hombres armados y encapuchados que ya denunciaron las comunidades indígenas de esta localidad.

Iván Alberto Vergara, presidente Nacional del Movimiento Cimarrón, aseguró que las comunidades afrodescendientes asentadas en Pueblo Rico, al igual que los indígenas, han sido víctimas del asecho de hombres armados y encapuchados, quienes ayer asesinaron a una lideresa ambiental.



De acuerdo con el presidente Nacional del Movimiento Cimarrón, dadas las actividades contra la minería ilegal que adelantaba la lideresa asesinada en territorio risaraldense, no se descarta que su muerte esté asociada a estas actividades ambientalistas.