El Hospital San Félix al igual que todos los hospitales públicos del país enfrenta una crisis financiera y presupuestal bastante complicada debido a la falta de pagos oportunos por parte de las EPS, dentro de ese criterio la E.S.E. Hospital San Félix ha sido una de las I.P.S más afectadas, en consecuencia a las E.P.S liquidadas que salen sin pagar sus deudas a las entidades.

El gerente del Hospital, Luis Eduardo Céspedes de los Ríos informó que Caprecom ya liquidada quedó debiendo a la Institución 3.400 millones de pesos, SaludCoop también ya liquidada se fue debiendo 3.250 millones de pesos, y con la salida de La Dorada de Cafesalud la deuda a la entidad es de casi 4000 millones de pesos.

Adicional, la Gerencia del Hospital conoció que a partir del 1º de octubre se ira Coomeva del Puerto Caldense, quienes le adeudarían a la Institución casi 1.800 millones de pesos; sumando así un compromiso de más de 12 mil millones de pesos al San Félix, y afectando con esto claramente su estabilidad financiera y presupuestal.

La entidad ha hecho varios ajustes especiales, e incluso estuvo a punto de cerrar algunos servicios desde el pasado 1º de Agosto, pero gracias a la gestión adelantada por la Gerencia y la Administración del Hospital se lograron adicionar 1.900 millones de pesos que permitieron el funcionamiento normal del mes de agosto y guardar un pequeño remanente para el mes de septiembre.

El pasado miércoles 30 de agosto la junta directiva de la E.S.E. Hospital San Félix en cabeza del Gobernador de Caldas, Guido Echeverri Piedrahíta; se reunió en la ciudad de Manizales para buscar soluciones a la situación real que enfrenta la entidad, donde se consideraron estrategias drásticas como la reducción de un 30% de las camas, y el re ajuste de las disponibilidad de las especialidades en medicina interna y pediatría para sostener la Institución durante el mes de septiembre.

También expresó, que se encontró una formula importante que no restrinja los servicios; manteniendo entonces la disponibilidad de los especialistas en medicina interna y pediatría durante las 24 horas del día, pero cumpliendo y ampliando la atención de citas programadas; haciendo así de la disponibilidad de estas especialidades un tiempo productivo. Por otro lado se adelantó la gestión de recursos presupuestales y se sacrificaron otros gastos para mantener el 100% de la disponibilidad de camas en el hospital y no prescindir de ninguna auxiliar de enfermería.

Céspedes aseguró que el San Félix continúa prestando sus servicios con normalidad y la disponibilidad de todas las especialidades básicas para segundo nivel de atención, además de las 94 camas que continuarán al servicio de los doradenses y ciudadanos del Magdalena Centro.

El funcionario lamentó que por el mes de septiembre especialidades de nivel III y IV como: Oftalmología queden temporalmente suspendidas, pero aseguró que más adelante se podrá retomar este servicio, cuando se logren las adiciones presupuestales necesarias.

El Gerente expresó que para cerrar este 2017 habrá mucha dificultad, por lo que desde ya se adelanta la ejecución de un plan de choque que implica lo siguiente:

Gestionar ante el Ministerio de Salud y Protección Social y la Dirección Territorial de Salud de Caldas una compra de cartera por los recursos que no reconocieron ni Caprecom, ni SaludCoop, ni las EPS vigentes.

Convocar al Alcalde del Puerto Caldense, Diego Pineda Álvarez para que subsane la deuda que tiene la E.S.E. Salud Dorada con el Hospital, por más de 400 millones de pesos y a lo que Céspedes espera que el mandatario sea receptivo para ayudar a salir de esta crisis a la entidad.

Continuar con los cobros coactivos y órdenes de embargo a algunas entidades que han sido renuentes a efectuar los pagos a nuestra Institución, todo dirigido a funcionar con total normalidad desde el mes de octubre.