Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Indígenas retornados de Cali en 2015 denuncian que la Gobernación de Risaralda no les ha cumplido compromisos

Indígenas de la comunidad Embera Katío asentados en Pueblo Rico denuncian que desde hace 2 años retornaron de Cali, momento en que las autoridades departamentales adquieron una serie de compromisos, sin que hasta el momento les cumplan con lo pactado.



Indígenas de la comunidad Embera Katío asentados en Pueblo Rico denuncian que desde hace 2 años retornaron de Cali, momento en que las autoridades departamentales adquieron una serie de compromisos, sin que hasta el momento les cumplan con lo pactado.

Esteban Queragama, indígena de la comunidad Embera Katío, aseguró que desde el año 2015 que retornaron de Cali la Gobernación se comprometió con entregarle viviendas a las 41 familias, pero la promesa todavía no ha sido cumplida.

"Cuando llegamos nos dijeron que nos entregarían viviendas dentro de los 8 meses siguientes, pero ya han pasado 2 años y todavía seguimos viviendo con unas familias receptoras que nos acogieron y la Gobernación no nos dice nada, no nos citan para decirnos cómo van los proyectos", aseguró Queragama.

Dice el líder indígena que otro de los puntos acordados con la Gobernación de Risaralda fue la construcción de escuelas en la zona, sin embargo el tema sigue en el limbo y los niños tienen que recibir clases en una casa de familia.

"Los más de 60 niños de la comunidad indígena reciben clases, porque los maestros fueron asignados, pero el lugar no es el adecuado, es una casa de familia con piso de tierra, por eso necesitamos la construcción de una escuela en la zona", precisó el indígena retornado.

Según Esteban Queragama, el incumpliento del Gobierno departamental con las familias retornadas de Cali también se basa en la falta de construcción de un puente necesario en la zona, para atravesar un afluente sin correr riesgos.