En el año 2011, inexplicablemente se perdieron los automotores, entre estos, carros y motos de los patios donde estaban inmovilizados por la secretaría de tránsito de la ciudad. En el juicio oral estuvo como testigo, el ex secretario de tránsito  y de gobierno, Julián Andrés Vasco, quien entre otros temas, hizo énfasis en que NO conoce lo que sucedió después de su periodo. Vasco explicó que estuvo como encargado de tránsito hasta octubre del año 2008 y que fungió como secretario de gobierno desde ese mes, hasta la culminación de la administración de turno. Cuando se conoció la pérdida de los vehículos, el hoy testigo fue señalado de ser uno de los posibles responsables del hecho, al parecer por haber firmado un convenio verbal con uno de los operadores de los patios; de inmediato, éste aportó una serie de documentos ante la fiscalía, señalando a otros posibles participes. Por eso cobra relativa importancia su testimonio. Ante el interrogatorio del ente acusador, el ex funcionario manifestó lo que hizo durante el tiempo que presidió la secretaría de tránsito y fue enfático en decir que no conoce lo que sucedió después, más allá de lo divulgado por los medios de comunicación en su momento y de los documentos que aportó para la investigación; y de los informes rendidos por la policía judicial ya que era secretario de gobierno en el momento de la pérdida de los carros, pero que concluían que se habían recuperado algunos de ellos, sin señalar responsables concretos. El abogado Orlando Cuadros, apoderado de José Alberto Ramírez, uno de los procesados, considera que este testimonio no afecta negativamente a su defendido porque, Vasco dijo desconocer el evento que originó el motivo de la salida de los vehículos del parqueadero de la ruta 30. Los otros vinculados a este proceso son: José Ricardo Cardenas y Yeison Asdrual Frasser, acusados por el delito de hurto calificado y agravado.