Cargando contenido

Alegan que el decreto presidencial para enfrentar la COVID-19 no los ha beneficiado.

Prisionero (imagen referencial)
Inimage

Un grupo de reclusos de la Cárcel Nacional de Varones La Blanca de Manizales, entraron en huelga de hambre por lo que ellos llaman negligencia de la justicia para el trámite de libertad, para aquellos que ya cumplieron su condena, y para otros que ya podrían tener de la domiciliaria por trabajo y otras actividades en el centro penitenciario.

Es el caso de un joven que el pasado 22 de diciembre de 2015 fue condenado a 104 meses de prisión por el delito de homicidio, de los cuales logró siete meses de rebaja por actividad laboral en ese centro penitenciario; sin embargo, asegura que ese trámite no se ha hecho efectivo y que hace nueve meses debía estar disfrutando de la prisión domiciliaria, pero que por la falta de colaboración de la oficina jurídica del penal y de los juzgados de ejecución de penas aún continúa en este lugar.

Le puede interesar: Coronavirus: Internos de cárcel de Florencia denuncian amenazas

Según otros internos, esta situación se presenta constantemente y se dificulta mucho más con la situación actual del mundo que padece con la pendemia del Covid-19, que no ha permitido que los funcionarios judiciales tramiten la documentación necesaria para descongestionar los centros penitenciarios.

“Ese decreto presidencial no sirve para nada, porque en el artículo 6 donde están las exclusiones están todos los delitos, lo hicieron como para calmar los ánimos de los presos por los problemas que había, más no para dar una solución a la crisis carcelaria existente. Fuera de eso hay personas que ya tienen la condena paga y hay otros que están pasados de la condicional dos, tres y hasta más meses” dijo uno de los internos.

Cabe resaltar que el decreto presidencial permitirá la prisión domiciliaria a personas que hayan cumplido 60 años de edad, madres gestantes o con hijos menores a 3 años de edad y personas con enfermedades de gran complejidad. 

Lea además : Gobierno decretó descongestión masiva de cárceles en Colombia

Pero también cobija a personas condenadas o que se encontraran con medida de aseguramiento por delitos culposos, condenados a penas privativas de la libertad de hasta cinco años prisión y quienes hayan cumplido el 40% la pena privativa de libertad en establecimiento penitenciario, atendidas redenciones a que se tiene derecho.

De otro lado, a quienes no les beneficia dicha medida son aquellos inmersos en delitos de homicidio o lesiones personales bajo modalidad dolosa, delitos contra libertad, integridad y formación o secuestro, cometidos contra niños, niñas y adolescentes, y aquellas involucradas en crímenes de lesa humanidad, crímenes guerra y los delitos sean consecuencia del conflicto armado.

Es por esto que los internos de la cárcel de varones de Manizales que entraron en huelga de hambre y manifiestan que continuarán con la misma, hasta tanto las autoridades, en cabeza de la Personería de Manizales, les ayuden a gestionar lo necesario para que cumplan con sus sanciones en su lugar de residencia, donde no conviven con el hacinamiento propio de estos lugares de reclusión.

Leer también: Jueces han recibido cinco mil peticiones de excarcelación por la pandemia

En respuesta a esto, el personero de Manizales Fernando Arcila Castellanos, inicialmente envió un grupo de funcionarios para verificar la situación y el estado de salud de los internos que se cosieron los labios en forma de protesta, manifestando además que en la cárcel de varones de la ciudad alrededor de 40 personas son las que podrían gozar del beneficio del decreto presidencial, por lo que verificarán lo expuesto por los internos.

“Atendiendo la denuncia de los dos internos que se cosieron la boca, nos entrevistamos con los directivos del centro penitenciario y con su parte jurídica, para la situación de ambos internos, allí insistimos en otro tipo de protesta pero también nos comprometimos a adelantar las actuaciones pertinentes para velar por que se garantice un debido proceso si les aplica o no el beneficio del decreto 546”, explicó el personero, Fernando Arcila Castellanos.

Agregó que "desde la ciudad de Bogotá enviaron un documento con los 44 posibles internos a los que aplicaría el decreto, sin embargo, se hizo una depuración interna en el centro penitenciario que arrojó que solo 39 podrían salir, hasta el momento se han enviado 16 solicitudes de las cuales solo cuatro han sido aprobadas".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido