Varios deslizamientos de tierra se han presentado en la capital de Risaralda en las últimas horas como consecuencia del invierno que azota la región. De acuerdo con el balance oficial, 17 deslizamientos de tierra o derrumbes han sido atendidos por la Alcaldía de Pereira en varias vías de la malla vial secundaria y terciaria del municipio, generando cierres totales y parciales en algunas carreteras que comunican a diferentes zonas rurales. Los sectores afectados son las vías Pedregales - Parque Industrial, Pereira - Corregimiento de La Florida, Altos de Llano Grande - Voladero, las zonas rurales de Morelia y El Aguacate, y en la zona urbana los barrios Nacederos y Ciudadela del Café. Según Mauricio Restrepo, Secretario de Infraestructura de Pereira, la gran mayoría de los deslizamientos obedecen a la mala utilización de los terrenos por parte de los propietarios de los predios, quienes utilizan hasta las zonas más empinadas para tratar de sacar aprovechamientos, que a la postre, ocasionan estas contingencias viales. El deslizamiento de tierra más delicado se registró en la escuela del sector de El Jordán, zona rural al sur de la ciudad, cuyos escombros cayeron sobre sus instalaciones deportivas resultando seriamente afectadas. Por fortuna en el momento del alud no habían niños en las canchas.