Cargando contenido

Gracias a la labor de esta joven se han modificado los manuales de convivencia de los colegios en Armenia en favor de la inclusión.

Nía Alexandra Noval Betancourt
Nía Alexandra Noval Betancourt

Se trata de Nía Alexandra Noval Betancourt, una joven trans de 16 años que cursa grado once en la Institución Educativa Gustavo Matamoros D’Costa de Armenia. La joven inició la lucha hace cuatro años, cuando se encontraba en grado séptimo con la firme idea de crear la inclusión en las aulas de clase y permitir que se actualizaran los manuales de convivencia, en torno al respeto de la comunidad sexualmente diversa.

Nía Alexandra contó: “cuando llegué a estudiar a esta institución me encontré con un rechazo por parte de las autoridades y directivas del colegio; cuando me vieron con falda me cerraron la puerta para no ingresar al plantel”. La situación la llevó a investigar los manuales de convivencia e invitar a las directivas a implementar estrategias de inclusión con la población LGTBI.

Consulte: Al Concejo de Pereira podría llegar, por primera vez, una mujer transgénero

“Se desencadenó una gran lucha y discusiones con el rector que llevaron a lograr importantes acciones por el respeto de los derechos (...) ayudando a otras personas a luchar por sus derechos y a construir sus propios procesos”.

Un jueves 18 de mayo de 2019, Nía Alexandra Noval Betancourt logró ser la primera en llegar al colegio con uniforme de niña sin la discriminación de estudiantes, coordinadores, docentes y rectores.

La joven explicó que su lucha ha permitido defender a su comunidad, evitar la discriminación, los casos de bulliyng y algunos problemas sicológicos producto de la intolerancia; temas que ya fueron incorporados en los nuevos manuales de convivencia de las instituciones educativas del Quindío.

Desde la Universidad del Quindío, con el acompañamiento de la secretaría de familia departamental, entre estudiantes y docentes se creó un documento que podrá servir para ajustar los manuales de convivencia con enfoque de género en todas las instituciones educativas de la región.

Se trata de un texto que busca ser instrumento para replantear, modificar y resignificar dichos códigos con enfoque de diversidad sexual.

Vea tambiénSolo 50 mil personas se han reconocido como LGTBI ante entidades de Bogotá

Profesionales de la secretaria de Educación, la oficina de equidad de género, psicólogos y otros expertos, se encuentran elaborando pautas de convivencia escolar para evitar casos de agresión a niños y jóvenes de la población LGTBI al interior de las aulas de los colegios.

Nicolás Echeverri, enlace de la Oficina de Equidad de Género de la Gobernación del Quindío, puntualizó: “cada vez se presentan más casos de intolerancia y agresiones por temas de discriminación, rechazo y poca tolerancia a la diferencia en la comunidad académica”. Se espera que este año estén fortalecidos los manuales de los diferentes colegios.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido