Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La corrupción llegó presuntamente a la Oficina de Prensa de la anterior administración de Pereira

Foto: RCN Radio Pereira

Varios hechos de corrupción en la contratación pública que se hizo al interior de la Oficina de Prensa de la pasada administración del alcalde Enrique Vásquez Zuleta, fueron revelados por la Contraloría de Pereira, en hechos registrados durante la gestión del anterior Director de Comunicaciones.



Según el Contralor del Municipio de Pereira, Alberto Arias Dávila, tras la auditoría realizada a cerca de 80 contratos relacionados con publicidad de la vigencia 2015, se logró establecer presuntos manejos irregulares en 26 de ellos, de los cuales, 21 tienen hallazgos de irregularidades fiscales que comprometen recursos públicos del orden de los 1.177 millones de pesos.

De esta manera, la Contraloría Municipal inició un proceso de responsabilidad fiscal por el millonario detrimento patrimonial que se dio en esta contratación, instancia en la cual deben responder el ordenador del gasto en cabeza del anterior alcalde Enrique Vásquez Zuleta; quien fuera su Director de Comunicaciones para la época de los hechos, Abad Cantillo; entre otros funcionarios, en los que también se encuentra el asesor de contratos, quien llevaba varios años adelantando tales procedimientos contractuales en esta dependencia.

Son en total 19 contratos de publicidad con posible connotación penal; 25 con presunta incidencia disciplinaria y uno de ellos con presunta irregularidad administrativa, que serán trasladados a la Fiscalía y la Procuraduría según competencia.

De acuerdo con el informe final de auditoría realizada por los funcionarios de la entidad fiscal, las presuntas irregularidades en los contratos de la Asesoría de Comunicaciones, violan los criterios de control aplicables al Municipio de Pereira en el sector central.

Dentro de los hallazgos encontrados en la contratación de la Oficina de Comunicaciones se resaltan las siguientes irregularidades:


  • Contratos sin certificados de emisión, algunos sin firmas o son emitidos por personas o productores no autorizados, por lo que se cuestiona su autenticidad.



  • Canales que ya no tenían permiso de emisión en las fechas de suscripción de los contratos adelantados por la Asesoría de Comunicaciones.



  • Expedientes sin informes como lo estipulan las cláusulas en las obligaciones del Contratista, de igual manera sin informes de los supervisores y algunos sin actas de terminación.



  • En algunos casos los días de emisión de reportajes y publicidad pactados no alcanzan a cubrirse en el tiempo de ejecución y se pagan anticipadamente, lo que puede traducirse en hechos cumplidos, como tampoco se relacionan las fechas de emisión.



  • Algunos contratistas no han tenido vínculos con los canales o emisoras en los que presuntamente se emitieron publirreportajes y publicidad.



  • Reportes de emisiones de lo contratado en medios televisivos que ya no estaban al aire.



  • Todos los contratos fueron adjudicados directamente basados en los estudios previos elaborados por la Asesoría de Comunicaciones que en su numeral 3 Modalidad de selección del contratista, su justificación y fundamentos jurídicos, indicaban siempre que se requería contratar directamente a pesar de la cuantía y el objeto del contrato.


Cabe resaltar que durante la solicitud a la oficina actual de Comunicaciones de la Alcaldía de Pereira para socializar de manera puntual a los respectivos supervisores y diferentes contratistas presuntamente involucrados en dichos contratos, no se contó con el respaldo suficiente debido a que existen deficiencias de comunicación entre las dependencias y funcionarios de la Asesoría de Comunicaciones entrante y saliente, lo que conlleva a procedimientos inadecuados en la custodia y manejo de los expedientes de los contratos.

Sin embargo en las Observaciones e irregularidades en el Informe de Empalme 2015-2016 remitido por el Doctor Juan Pablo Gallo Maya en febrero 1 de 2016 a la Contraloría Municipal de Pereira, no se hace ninguna alusión a la Asesoría de Comunicaciones por lo que llama la atención pensar que no se hizo una entrega oficial de archivos físicos y digitales entre la Asesora de Comunicaciones actual y el saliente, y que a la fecha de la solicitud no se hayan tomado las medidas conducentes a reportar y subsanar la irregularidad, por tanto queda en firme en su totalidad el hallazgo con incidencia disciplinaria para ser remitido a la Procuraduría, precisó la Contraloría Municipal de Pereira.