La personería de Pereira formuló un control de advertencia a la Oficina para la Atención y Prevención de Desastres de la ciudad, argumentando que esta entidad de la administración no está preparada ante las eventuales emergencias. "Esta depedencia de la alcaldía de Pereira tiene un déficit de personal y por lo tanto no tiene una efectiva capacidad de reacción ante las diferentes emergencias que se puedan presentar en la ciudad, situación que nos preocupa", aseguró Misael Arroyave, personero encargado de Pereira. Asegura el personero encargado en la capital risaraldense que por la carencia de personal, la Dopad no brindó la atención inmediata requerida a la comunidad del barrio Nacederos, luego del incendio la semana anterior, donde resultaron damnificadas más de 30 personas. El requerimiento que hace la Personería a la Oficina para la Atención y Prevención de Desastres de Pereira, es que a la brevedad posible realice la contratación de todo el personal de apoyo que necesita la dependencia para brindar una atención efectiva a la comunidad en caso de requerirla.